21 años

Sobre el dorso de la mano de ella,

 cerró los ojos,

como asintiendo con regocijo los años vividos.

Y como cuando un planeta

posa sobre el paisaje de un astro

y éste despierta calor,

imperiosamente él alza la vista

para verter la súplica contenida de un beso que cierre la gloria de su conquista.

  • 14 de marzo, 2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s