El bote viejo

Bajo brillante niebla
de saladas actinias cubierto
amaneció en la playa
un bote viejo

Con arena se mira
la banda de sus bateleros
y en la quilla verdosos
calafateos

Bote, triste, yacente,
por los moluscos horadado;
ha venido de ignotos
muelles amargos

Apareció en la bruma
y en la armonía de la aurora
trajo de los rompientes
doradas conchas

A sus bancos remeros
a sus amarillentas sogas
vienen los cormoranes
y las gaviotas

Los pintorescos niños
cuando dormita la marea
lo llenan de cordajes
y de banderas

Los novios, en la tarde,
en su alta quilla se recuestan;
y a los vientos marinos
de amor se besan

Mas el bote ruinoso
de las arenas del estuario,
ansía los distantes
muelles dorados

Y en la profunda noche
en fino tumbo abrillantado
partió el bote muriente
a los puertos lejanos.
- José María Eguren 
1874 - 1942

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s